Glaucoma

El Glaucoma es un padecimiento que se relaciona con el aumento de la presión interna del ojo (presión intraocular). Este aumento oprime el nervio óptico, cuanto más alta sea la presión mayor será la probabilidad de que el nervio óptico sufra daños.

La destrucción total del nervio óptico produce ceguera, por lo que es muy importante que se descubra y trate el Glaucoma lo más pronto posible para evitar daños irreversibles.

Existen diferentes tipos de Glaucoma:

GLAUCOMA CRÓNICO DE ÁNGULO ABIERTO.

Es el más común y generalmente ocurre como resultado del envejecimiento. Daña la visión de una manera gradual e indolora y quien lo padece no se da cuenta del problema hasta que el nervio óptico ha sufrido daños severos. Más del 90% de los adultos que lo padecen se encuentran dentro de este grupo.

GLAUCOMA DE ÁNGULO CERRADO

El ángulo de drenaje del ojo queda obstruido totalmente causando síntomas como visión borrosa, dolor de ojos, dolor de cabeza intenso, halos multicolores alrededor de las luces, náusea y vómito. Si padeces alguno de estos síntomas acude con un especialista de inmediato.

Aunque los daños ocasionados por el Glaucoma son irreversibles puede detenerse el avance mediante tratamiento con gotas oculares, cirugía tradicional y cirugía de rayos láser.

Agenda tu cita

Llámanos a los teléfonos (81) 8151-3600 y (81) 8333-5030

Reserva ahora